Yali Romagoza (1984)

Monumento de la Gran Artista Viva , 2017

Performance

Monumento de la Gran Artista Viva es un performance inspirado en el ensayo “Why Have There Been No Great Women Artist,” (1971) por la historiadora del arte estadounidense Linda Nochlin. En el texto Nochlin explora los obstáculos institucionales, en oposición al individuo, que han impedido que las mujeres en el Occidente tengan éxito en las artes.

En el performance, Romagoza aparece como su alter-ego “Cuquita, la muñeca cubana”. Cuquita está parada sobre un pedestal de color blanco y viste tuxedo Normal Is Good (Normal Es Bueno). La piel visible está pintada en oro. Cuquita posa para la audiencia mientras se escucha una grabación donde Yali lee con su acento cubano en inglés fragmentos del ensayo de Nochlin. En el fondo se escuchan canciones de la cantante cubana La Lupe. Una vez que la voz se desvanece y el texto termina, Cuquita continúa bailando al ritmo de la canción Se Acabó por La Lupe. Al final del performance Cuquita se retira dejando en el pedestal un papel que dice:

“American Feminism as it stands is a white middle-class movement (El feminismo estadounidense tal como está es un movimiento de blancas-clase media” (Ana Mendieta).

“The Choice is yours. Say it but with an accent (La elección es tuya. Dilo pero con acento “(Cuquita, la muñeca cubana).

Advertisements