Escuché decir a Toirac en un conversatorio en la propia sala de la expo en Bellas Artes, que comenzó a trabajar en aquella serie con alguna ingenuidad, pero que pronto se percató que sus pinturas no podrían ser expuestas en Cuba, al menos no por…