Julio Lorente Fidelio Ponce de León es la cara defectuosa del trópico, quizás por eso su obra no gozó de muchas simpatías. No fue alabado por Orígenes, ni por Guy Pérez Cisneros, aunque sí por Jorge Mañach, Enrique Labrador Ruiz y José Gómez Sicre (1)….