Héctor S. Martínez Párrrrrrragueño, como la CuCu.  Nelson le manejaba mientras él manejaba La Habana. Padre espiritual de Hectico, artista revelación de cómo ser coloráo y no morir en el intento. Control total de los hilos del arte pre-farándula: de Suyu a la Bienal de…